Noticias

Notas de prensa sobre los anteriores Encuentros sectoriales
24
May

Datos, personas y omnicanalidad: los retos del sector infantil en el entorno digital

Las marcas de moda y puericultura se enfrentan a varios retos a la hora de abordar la digitalización, como el derivado de su gran dependencia del canal multimarca.

Gestionar datos, integrar canales y transformar la compañía desde dentro. La digitalización se ha convertido en una obligación en todos los sectores, pero también en un desafío que obliga a las empresas a adaptarse a marchas forzadas. También la moda infantil y la puericultura están emprendiendo este cambio y enfrentándose a sus propios retos, derivados, por ejemplo, de su amplia presencia en el canal multimarca o de la duplicidad de cliente (los padres) y el consumidor (los niños).

Este fue el eje central de la mesa redonda Cómo afrontar la transformación digital en el sector infantil, que se celebró en el marco de la jornada El futuro de los productos para la infancia, organizada por Asepri, la asociación de referencia del sector en España.

Javier García San Miguel, director general de Neck&Neck, definió la digitalización como el proceso de “transformar una empresa centrada en producto a una empresa centrada en cliente”. A su juicio, el iPhone “nos ha dado superpoderes” como consumidores, que van por delante de las empresas en digitalización.

El director general de Neck&Neck definió la digitalización como el proceso de colocar el foco en el cliente

Amancio Junior, fundador de Analyticalways, dijo que hoy es “imperdonable” no conocer al consumidor y que la tecnología “nos puede ayudar a que el consumidor en la tienda se sienta único”. Asimismo, apuntó que “hay que hacer una distinción entre el dato y el dato inteligente”.

La necesidad de colocar al cliente en el centro es, de hecho, uno de los aspectos en los que coincidieron todos los participantes de la mesa. Enrique Bretos, cofundador de Pisamonas, también hizo referencia al consumidor al explicar cómo su empresa, que nació online y ha comenzado a tejer una red de tiendas, está abordando la omnicanalidad.

“El consumidor final lo que ve es la marca y hay que darle facilidades para que no vea fronteras entre canales, ese es un problema interno”, defendió. “Nosotros tratamos de que no vea diferencia entre canales: si la detectamos, tratamos de eliminarla”, añadió.

Enrique Bretos, de Pisamonas, subrayó que el cliente no se percibe como omnicanal, sino que quiere una única experiencia de compra on y offline

En este sentido, Paz Marqués, especializada en la compañía de puericultura y canastilla Baby Bites, señaló que, al operar en el canal multimarca, “se pierde muchísima información” sobre el cliente, y lamentó la falta de modernización de algunos operadores de este canal de ventas. Además, en muchos casos el cliente de Baby Bites no son los padres, sino que alguien que compra el artículo para regalo, lo que dificulta el seguimiento.

Patricia San Miguel, experta en impacto digital y social media de Isem, dijo que las empresas necesitan “una línea estratégica que unifique todos los canales” y dijo que el máximo responsable de las compañías es “la llave” para la digitalización. “Si esta persona no dedica tiempo y recursos para llevar a cabo la transformación digital es difícil dar el paso”, dijo.

La jornada abordó también otros puntos clave para el sector como la sociología, las tendencias o el uso de los marketplaces. María Costa, investigadora de Aiju, fue la encargada de dar el pistoletazo de salida al evento repasando los nuevos estilos de crianza de los padres y madres actuales, así como las macrotendencias que están impactando en el consumo en el sector, como la tecnología, la dilución de los estereotipos, el renting o la ecología.

La jornada también abordó otros aspectos como la legislación, los recursos humanos o la predicción de tendencias

Costa cedió el testigo después a Amelia Arroquia, de la agencia de búsqueda de tendencias Minicool, especializada en el sector infantil. Arroquia explicó el proceso de trabajo de los cazadores de tendencias y repasó las claves de cara a la temporada otoño-invierno 2019-2020 para bebés, niños y jóvenes.

La charla sobre recursos humanos corrió a cargo de Gisele Garcíacoach especializada en pymes, que repasó las cuatro claves y seis competencias para liderar equipo en un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo con una ponencia práctica en la que participaron todos los asistentes.

Tras la comida, dos compañías del sector explicaron su experiencia a la hora de conquistar el mercado estadounidense, uno de los más atractivos para las marcas de productos para la infancia pero también de los más complejos. Babidú, especializada en moda infantil, y Micuna, de puericultura, explicaron cómo dar los primeros pasos en el país a partir de Nueva York y cómo son los hábitos cambiantes de consumo en el país.

Asepri premió a Mayoral y Suavinex por su ecommerce y redes sociales, respectivamente

La jornada culminó con dos charlas sobre el control de seguridad de productos infantiles en las aduanas españolas, que corrió a cargo de dos responsables del Soivre, y sobre integrar los marketplaces en el marco de una estrategia comercial omnicanal, de la mano de Shoes from Spain B2B.

El broche de oro lo puso la entrega de los premios Marca Premium Asepri 2018, que recayeron en Mayoral, en la categoría de ecommerce, y Suavinex, en el de social media. Las otras marcas finalistas han sido Alondra, Babymoov, Desigual, Pablosky y Pisamonas, en el primer caso, y Conguitos, Gioseppo Kids, Nanos, Nueces Kids y Mi Cuna, en el segundo. Baby Bites, Boboli y Tuc Tuc fueron finalistas en ambas categorías.